Clinical Frailty Scale (escala de fragilidad)

Le presentamos una escala simple que nos ayuda a comprender que recurso es el que una persona mayor puede necesitar, la Clinical Frailty Scale (escala de fragilidad), basándonos en condiciones intrínsecas de la salud de la persona, desde la persona mayor independiente hasta una situación de fragilidad severa. Para la elección del recurso hay que tener en cuenta factores del entorno, de los cuidadores, de tipo económico...

1. Óptimo estado de salud

Personas sanas, activas, enérgicas y motivadas. Hacen ejercicio de forma regular. Presentan mejor estado general que la gente de su edad.

2. Buen estado de salud

Personas que no tienen síntomas de enfermedad activa pero el estado general es peor que la categoría anterior. A menudo hacen ejercicio o presentan mayor actividad en periodos discontinuos

3. Persona autónoma

Los problemas médicos están bien controlados, pero no se muestran regularmente activas, más allá de la rutina de caminar.

4. Persona vulnerable

Si bien no depende de la ayuda de terceros, a menudo los síntomas limitan las actividades.

Una queja común es "ir más despacio" y/o estar cansado durante el día.

5. Fragilidad leve

Necesitan ayuda, es evidente algo de lentitud en sus acciones y precisan apoyo en AIVD (finanzas, transporte, trabajo doméstico pesado, medicamentos…). Generalmente, la fragilidad moderada va impidiendo de forma progresiva ir de compras y caminar sólo, preparar la comida y realizar las tareas del hogar.

6. Fragilidad moderada

Necesitan ayuda con todas las actividades externas y con el mantenimiento de la casa. En casa, a menudo tienen problemas con las escaleras y precisan ayuda para bañarse y es posible que requieran asistencia mínima (indicaciones) con el vestido.

7. Fragilidad grave

Completamente dependiente para el cuidado personal por cualquier causa (física o cognitiva). Aun así, parecen estar estables y no tienen un alto riesgo de morir (próximos 6 meses).

8. Fragilidad severa

Totalmente dependiente, acercándose al final de la vida. Por norma general, no pueden recuperarse ni incluso de una enfermedad menor.

9. Situación terminal 

Al acercarse al final de la vida, esta categoría se aplica a las personas con una esperanza de vida inferior a seis meses, que no son evidentemente débiles.

 Fragilidad en personas con deterioro neurocognitivo. 

 

El grado de fragilidad corresponde al grado de deterioro neurocognitivo:

  • Entre los síntomas comunes de la deterioro neurocognitivo leve se encuentra olvidar los detalles de un evento reciente, aunque aún recuerde el evento en sí, repetir la misma pregunta o historia y aislamiento social.

  • En la demencia moderada, la memoria reciente está muy deteriorada, incluso aunque aparentemente puedan recordar bien detalles de su vida. Pueden realizar actividades de autocuidado con pautas y supervisión.

En la demencia severa necesitan a terceras personas para su cuidado.

Puede descargar el documento en PDF  

Calle Nicolás Godoy 23 Madrid

(Avda. Córdoba 10 - posterior)

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram - Gris Círculo
  • LinkedIn - Gris Círculo

Titular:

Summum Vita Atención Sanitaria y Social SL

NIF: B87984704

Registros:

  • Consejería Políticas Sociales C5337

  • Consejería Sanidad S00613

  • Director: Jesús A. Quintanilla

© 2020 - Summum Vita Atención Sanitaria y Social SL